Interiorista, ¿ por qué contratarlo?

Preparando plantillas de cocina

Como interiorista hoy me permito una pequeña reflexión.

Cuándo compro una lavadora lo que realmente compro es tener mi ropa limpia sin apenas esfuerzo. Si lo que compro es un vehículo, lo que realmente compro es movilidad, cuando y como yo quiero. Compramos “cosas” que solucionan nuestras necesidades, dicho de otra forma, compramos caminos y soluciones para conseguir nuestros deseos.

¿Son todos los vehículos iguales? Por supuesto que no.

¿Son todos los clientes iguales? Por supuesto que no.

Todo lo que compramos se basa en necesidades, presupuestos, gustos, posibilidades…. pero indiscutiblemente todos  queremos  lo mismo, cubrir nuestras necesidades, expectativas y terminar sintiendo que lo hemos conseguido de la mejor forma.

Cuando entramos por la puerta de casa ¿ qué deseos y necesidades hemos cubierto? ¿Cómo lo hemos hecho? ¿Lo hemos conseguido?

Una vivienda es una necesidad básica, imprescindible, que todos intentamos cubrir, cuando podemos y como podemos.

Si nos planteamos contratar a un interiorista y/o a un arquitecto, realmente ¿qué necesidades queremos cubrir?

Un interiorista y/o un arquitecto debe ser la herramienta para conseguir un fin, el de sus clientes, debe proporcionarles las experiencias y percepciones que necesita y desea, basándose en un presupuesto lógico y asumible.

Ahora, vamos a pensar como un cliente.

El cliente quiere conseguir que su vivienda tenga lo que él necesita, entrar y sentirse en su hogar, tal y como él lo imaginó y si se supera mejor que mejor. No quiere perderse en conceptos enrevesados, algunas veces complicados, quiere utilidad, sensaciones placenteras, huye de frustraciones y menos lidiar con su presupuesto.

No quiere que ello se convierta en un cúmulo de problemas, preocupaciones, pérdidas de tiempo. Quiere lo que quiere y no quiere problemas para conseguirlo y menos estar de lleno en obra y comenzar con desconfianzas.

No quiere lidiar con distintas empresas, ir y venir, no quiere informaciones cruzadas para tener que visitar a Google intentando conseguir entender y decidir qué informaciones son ciertas, sesgadas o incorrectas.

Un interiorista y/o un arquitecto deben resolver necesidades teniendo en cuenta también el futuro.

Sé que muchos que lean este artículo pensarán, un interiorista, para qué?

¿De qué me sirve además de encarecerme lo que quiero hacer?

Los interioristas y arquitectos son para gente con dinero, clasistas, que les gusta aparentar, que se lo pueden permitir…. y etc.

Pues me voy a permitir en este artículo deciros que un interiorista y/o arquitecto es el instrumento financiero más económico y  práctico para conseguir vuestros objetivos.

Por supuesto que en todas las profesiones hay más y menos, como en todas; hay precios más bajos y más altos, como en todas.

Analiza lo que quieres conseguir en tu hogar y después encuentra la forma de realizarlo.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn1

5 Responses to “Interiorista, ¿ por qué contratarlo?”

  1. Juan Carlos dice:

    Totalmente de acuerdo!!!

  2. Paco dice:

    Muy bien escrito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuanto es 15 más 11 ?
Please leave these two fields as-is:
¡IMPORTANTE! Para continuar debe resolver este sencillo calculo matemático (así sabremos que eres humano) :-)