¿Por qué contratar a un interiorista?

Llevo ya muchos años dedicada al interiorismo y la decoración y suele ser una pregunta muy común para aquellas personas que comienzan a proyectar una vivienda, un local comercial, una estancia como puede ser un baño, una cocina, un salón,… para aquellos que desean realizar una reforma.

Asociamos conceptos como interiorista, decorador, arquitectura interior a proyectos de alto nivel, dando por sentado que es un coste añadido a los ya existentes, por ello os invito a visitar este enlace al blog donde intentamos explicar que no tiene por qué ser así.

No ocurre lo mismo cuando se trata de clientes que proyectan viviendas de nivel medio y alto porque tienen claro que apuestan por un valor seguro, ya que saben que es un valor añadido, además del ahorro de tiempo y dinero que les supone.

Un interiorista está en contacto con innumerables firmas, fábricas, gremios… y los precios que obtienen no tienen ninguna competencia, repercutiendo en el cliente. Conoce los últimos productos en el mercado, sus ventajas e inconvenientes, nuevas tendencias y lo más importante, está relacionado con las personas que el cliente necesita o necesitará.

Realizar el proyecto, dirigir su cumplimiento, vigilar el proceso y calidad de materiales, controlar el presupuesto, acompañaros en vuestras elecciones.

La posibilidad de visualizar mediante un proyecto en 3 dimensiones el resultado final, aporta seguridad en las decisiones.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0