Distribución en una cocina.

Cocina reformada

Pensemos en las estancias de nuestras viviendas, donde más tiempo estamos……..

Una de ellas, suele ser, la cocina. ( En este enlace podréis una cocina con diferentes acabados).

Desayunos, comidas, cenas……, una mezcla de todas. Todo depende de sus habitantes, solteros, parejas, familias….., sus dimensiones.

Distribución en una cocina. Sin tener ésto en cuenta, es un mal comienzo.

 

Cocinas abiertas a otras estancias como el salón, cocinas en un solo espacio, todo depende de la distribución y los metros cuadrados y las preferencias de los clientes.

Con un estilo moderno, clásico, mezcla de varios estilos, sobre todo y ante todo, útiles y con calidad.

Deberemos pensar en su pavimento, seguro (sin problemas anti-deslizante..), limpio ( aceites, vinos, salpicaduras de la cocción, derramamiento de comidas preparadas) ….. y duradero en el tiempo. Los revestimientos no son menos importantes. Además deberemos tener en cuenta si hay niños, ahora o en un futuro.

¿Cuál es el movimiento de trabajo lógico en nuestra cocina?

Distribución en una cocina.

Distribución en una cocina.

 

Distribución en una cocina: zona de fregadero, lavavajillas…, zona de cocción, almacenaje de utensilios, todo debe estar muy pensado, sean las dimensiones más grandes o pequeñas. El movimiento lógico de trabajo debe ser tenido en cuenta.

En una cocina, importantísimo la buena distribución de mobiliario.

Después seguimos con las calidades de materiales.

Podemos preguntarnos …

¿ Si una cocina la elegimos con calidades bajas o medianas para cambiarla en X años….. qué puede ocurrir?

A la hora de reformar una cocina nos encontraremos con los siguientes problemas:

1º Una buena distribución es importante  y puede variar la instalación eléctrica y de fontanería, nos supondrá un gasto adicional y muy importante en su renovación.

2º Al quitar el mobiliario antiguo puede que el revestimiento  salga  dañado. El revestimiento en cocinas tanto por necesidad como por estética, supone un encarecimiento  en cuanto a presupuesto  y tiempo de ejecución. Además si nos decidimos por cambiar nuestra cocina, revestimientos y pavimentos deben estar acordes.

3º Electrodomésticos.  La estética, si, calidad, también. ¿ Cumplen las normativas de ahorro energético?

4º ¿Hemos aprendido de nuestra antigua cocina lo que queremos evitar, verdad?

5º No debemos caer en el error de pensar que una cocina a medida nos resultará más cara. Si los profesionales son los adecuados, el resultado será siempre óptimo.

6º ¿ Tenemos en cuenta la limpieza ?

7º Sabemos que el suelo, además de fácil limpieza tiene que evitar accidentes?

Resumiendo, buenas calidades, buena distribución y buenos profesionales.

Todo ello nos ahorrará problemas, disgustos, tiempo y dinero.

Si por el contrario, diseñamos una cocina nueva……, recomendamos leer  este artículo.

Equivocaciones que suponen mala inversión, ilusiones que  pueden verse truncadas , pérdida de dinero, enfados y desilusiones.

Insisto, distribución en una cocina, el principio para evitar equivocaciones.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuanto es 14 más 15 ?
Please leave these two fields as-is:
¡IMPORTANTE! Para continuar debe resolver este sencillo calculo matemático (así sabremos que eres humano) :-)