No contratar a un interiorista. Motivos.

Reforma en cocina.

No contratar a un interiorista cuando deseamos realizar un  merecido cambio en nuestro hogar, cuando queremos preparar nuestra nueva vivienda para ser habitada, cuando vamos a abrir nuestro nuevo negocio o pensamos realizar una necesaria renovación.

Cocina, sus resultados.

Cocina, sus resultados.

¿ Por qué no  contratar a un interiorista?

En mi profesión no sólo me informan mis clientes de lo que pensaban, antes, durante y después, sus dudas.

También, en conversaciones con empresarios, personas que realizaron reformas, en esas charlas distendidas, me dan mucha información que agradezco.

Motivos para no contratar a un interiorista:

  • Me saldrá más caro. Si tengo que sumar sus honorarios a lo que que finalmente me cuesta lo que quiero realizar, no me interesa. Puedo hacerlo yo y es un dinero que me ahorro.

Puede ser cierto, no vamos a decir que no. Pero ¿ igual de eficaz y profesional? Conseguiros buenos trabajos, no tener que supervisarlos hasta sus fases finales, que puedan obtener descuentos, revisión  del trabajo…., ahorras tiempos para vosotros…….

Un buen interiorista no aplica un estilo determinado porque sí, porque le gusta. Significa que no sabe “moverse” fuera de él. Un buen interiorista distribuye, organiza, escucha a sus clientes, y dentro de un estudio de su estilo, realiza su trabajo. 

Cuando vamos a contratar un servicio, realizar una compra, lo normal es preguntar, entrevistarse, visitar, valorar y comparar, y dejar que nuestros sentimientos objetivos y subjetivos nos ayuden a decidir. ¿ Que podéis perder por hacer esto? En todo caso podéis perder por no hacerlo. 

  • Es una reforma pequeña, no quiero un gasto añadido y que además el interiorista me diga  que no hace “esos” trabajos.

Un interiorista tiene trabajos grandes, medianos y pequeños.  Los gastos pueden verse minimizados por contactos, descuentos, asesoramiento. No hay clientes pequeños ni grandes, hay clientes

  • Tengo claro lo que quiero y cómo, soy capaz de hacerlo y además ahorrar dinero.

Pues si es así, de corazón, adelante. Mi experiencia en muchos años me dice que, efectivamente, hay cliente que tienen muy claro lo que quieren y cómo, quizá otro tema sea cómo conseguirlo cuándo y cómo quieren. Doy fe  que he visto trabajos realizados por clientes sin ayuda y son fantásticos. El problema está en no conseguirlo

Hoy en día, los emprendedores son personas valientes, luchadoras, dispuestas a nacer de la nada y crear un negocio. Trabajar horas y horas, lo que su negocio necesite. Mucho sufrimiento emocional, laboral, horas de sueño…..

Un proyecto de interiorismo para un local, necesita de un presupuesto. Un interiorista debe estudiarlo y ser capaz de realizarlo en base a él o sincerarse con el cliente y dar su verdadera opinión sobre la viabilidad. 

Definitivamente ésto no es cierto. Un interiorista puede tener trabajo de distintos niveles económicos. Lo importante es saber dónde y cómo invertir. Por supuesto que con presupuestos altos se podrán conseguir calidades mejores y mejores resultados, el reto puede estar en esos presupuestos más bajos. Asesorar al cliente de una forma totalmente objetiva es parte de nuestro trabajo. 

Lo importante es preguntar, entrevistarse. Que nos muestren trabajos realizados, proyectos. Muchas veces las entrevistas personales aclaran muchísimas dudas y si además pueden aportar referencias…. mucho mejor. Pensad que no perdéis nada, al contrario. 

Una opinión personal. Estos programas han ayudado mucho a dar a conocer esta profesión, pero bien es cierto, que si os fijáis, cada capítulo tiene su comienzo, problemas, dudas, soluciones y realización. Es decir, siempre lo mismo.

Particularmente me pregunto:

¿ Cómo comenzar una reforma sin  que los clientes, después de varias propuestas, acepten el proyecto final?

¿ Cómo comenzar sin un presupuesto cerrado?

¿ Le digo al cliente, después de todo ésto, que cierta parte de la reforma no se realizará?

En fin….

El resultado, normalmente siempre se puede mejorar. Conocemos las últimas tendencias, los nuevos materiales, pros-contras, tenemos contactos, nos ofrecen descuentos para nuestros clientes, conocemos empresas que ya han realizado trabajos y por tanto podemos recomendar. Ofrecer todas las ventajas y descuentos que nos ofrecen. 

Pues si llamas, llama a varios estudios, entrevistarte con ellos te ayudará a conseguir información, percepciones y decidir. No pierdes nada. 

Totalmente cierto. Los años y la profesión te llevan a contactar y conocer empresas relacionadas con la profesión que pueden ayudar tanto al cliente como a mi despacho. 

Son muchas preguntas para este tema, y muchas no las he detallado.

Os propongo otra pregunta:

Con la idea de no contratar a un interiorista…..

¿ Por qué no preguntar a diversos profesionales y decidir?

¿ Que podéis perder?

Espero que este artículo os sirva de ayuda o al menos despeje algunas preguntas.

¿ No contratar a un interiorista o si?

Podéis seguirnos a través de :

Facebook

Youtube

Mi blog

Arquitectura

 

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Email this to someoneShare on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuanto es 5 más 11 ?
Please leave these two fields as-is:
¡IMPORTANTE! Para continuar debe resolver este sencillo calculo matemático (así sabremos que eres humano) :-)