Interiorismo + reforma+ remates finales.

Comienzo de obra.

 

Cuando comenzamos una reforma, el principio (salvo complicaciones)  es muy rápido y visual…. Tabiques que se tiran, tabiques que se levantan,  nuevos saneamientos, escombros, rozas para temas eléctricos,  conductos de aire acondicionado… etc,  todo parece que va muy rápido.

Después llega  la parte más visual…., tapar rozas, poner suelo, alicatar, pintar, completar baños…

Seguimos con cocina, vestidor si lo hubiese…… Elegimos mobiliario, tapicería, complementos, todos quedan a la espera para cuando llegue la limpieza de obra y la limpieza final.

Esto es lo lógico en interiorismo y/o arquitectura.

Suele ocurrir el llamado “síndrome de remates finales”.

Qué significa este concepto:

Todos los gremios deben terminar los detalles, retoques, quizá cambiar alguna pieza de pavimentos o revestimientos, algún detalle de la pintura… juntas…. Todo cuenta para la entrega del proyecto. 

Los buenos gremios se caracterizan por su rapidez  en estas terminaciones, su paciencia, su empeño; los malos….., todo queda para después, su impaciencia por terminar…

Que forma más triste de terminar un proyecto si la terminación de obra no es la correcta.

Cuando comenzamos y terminamos un trabajo, deberíamos preguntarnos todos:

– ¿ Por qué nos han contratado?

-¿ Lo hemos hecho bien, mal, regular? ¿ Queremos las opiniones de las personas que han llevado la obra y el cliente?

-¿ Por qué la empresa que me dio el trabajo no cuenta con nosotros para próximos trabajos?

– ¿ Qué es mejor, dinero rápido en un trabajo, o constancia en la entradas de trabajos?

Hace mucho años, todo “parecía” valer, hoy en día, las empresas deben luchar, demostrar y ejecutar sus trabajos a la perfección.

María Victoria Mengual, interiorista.

Ana Bernal, arquitecta. 

Nuestro facebook. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Cuanto es 11 más 14 ?
Please leave these two fields as-is:
¡IMPORTANTE! Para continuar debe resolver este sencillo calculo matemático (así sabremos que eres humano) :-)